La fiebre del "tú puedes"

http://blog.exploracoaching.com/2015/02/fiebre-tu-puedes.html


La fiebre del "tú puedes" ha llegado. Por una parte te invita a soñar, a poco a poco positivizar un poco tu existencia, que es su cometido y está genial, pero por otro lado puede llegar a crear frustración porque parece que tú eres la más tonta del lugar cuando te cuesta la misma vida hasta decirle que no a una tarta de chocolate mientras que todo el mundo hace sus sueños realidad... 

¿Es todo tan bonito?



Últimamente mientras que doy de comer a mi hija, he visto varios episodios de lo que aquí llaman "extreme makeover: Weight Loss edition", versión americana o "obese:one year to save my life" si es la versión inglesa. Se trata de un programa donde obesos mórbidos se embarcan en un proceso de transformación con el objetivo de perder aproximadamente el 50% de su peso en un año. Los resultados son increíbles. La transformación más impresionante sucede dentro de su cuerpo, ¡y eso que la de fuera es difícil de superar!. 

Te pongo un ejemplo para que lo veas por ti misma




Me encanta ver esos programas y analizar lo que ocurre para que ese cambio tan impresionante sea posible, y no falla: cambia la actitud, cambia la forma de pensar, cambia la forma en que se ven así mismos, y sobretodo cambia el discurso: NO PUEDO por SI PUEDO. En el caso concreto de estas transformaciones, hay una prueba específica en la que el entrenador les hace completar algo que en la cabeza de los participantes es imposible. Algunos paran a mitad de camino y se lamentan por no poder conseguirlo, pero mientras le animan desde el otro lado, cuando sacan fuerza de donde piensan que no la tienen, entonces el sentimiento de logro es ese primer depósito de gasolina que necesitan para empezar a creer en ellos mismos

¿Qué te quiero decir con esto? Que los pequeños logros son el principio de los grandes resultados

Que, como se suele decir, para caminar 10km hay que dar siempre un primer paso. 

No hay pastilla mágica

También hay momentos de "fracaso" durante el proceso que se convierten en aceptar que no siempre se va a llegar donde se quiere cuando se quiere, pero que eso no significa que haya que tirar la toalla, ni mucho menos, si no un "voy bien y no pasa nada por haberme caido", porque ya sé cómo levantarme. 

El tío lo repite constantemente: este año es el año de sentirte cómodo cuando te sientes incómodo, y es el año en el que la mente gana la batalla al cuerpo. 

Todos los participantes sin excepción no tienen únicamente un amor a la comida que les haya llevado donde están, si no que es su forma de manejar el estrés y sus propias emociones, así que no se trata de controlar comida y ejercicio sino de enfrentarte a tus propios demonios y hacer un ejercicio de autoconocimiento fortísimo. 

Cada vez te pones más cómodo en tu zona de comfort y cada vez cuesta más salir de ella. 

No hay pastilla mágica

Entonces, ¿puedes conseguir cualquier cosa que te propongas?. Antes de contestar esta pregunta yo te digo que te hagas las siguientes: 


  • ¿Lo que quieres conseguir está dentro de tus posibilidades en tu momento actual? yo por ejemplo no me comprometería a algo que supusiera estar muchas horas separada de mi pequeña porque le quiero dar el pecho y pasar tiempo con ella. 
  • ¿Cuánto quieres conseguirlo? con toda tu alma, mucho o estaría bien...de eso va a depender también el esfuerzo que pongas en ello. 

Ocurre a veces que incluso si lo que quieres lo quieres con toda tu alma, no has pensado con profundidad el precio que vas a pagar por conseguirlo, y tirarás la toalla con facilidad. 

Ellos lo han conseguido. Han dicho SI PUEDO y lo han hecho

¿Qué tienen en común?
  • Han tomado la firme decisión de cambiar eso en su vida.
  • Se dan prioridad a ellas mismas.
  • Se enfrentan a sus miedos.
  • Abandonan excusas (por las buenas o por "las malas").
  • Son perseverantes. 
Pero también: 
  • Sufren por el camino.
  • Han necesitado poner fé en un método que saben que funciona.
  • No pensaban que fuera tan duro. 
  • Sacrifican muchas horas, algunas incluso dejan sus trabajos para enfocarse 100% en ello.
  • Y todas un día dudaron de si serían capaces de conseguirlo

Mi conclusión es que NO hay que comerse las pastillas de "Yo puedo" como si fueran aspirinas. Que vienen con instrucciones y letra pequeña que hay que leerse, y una vez entendido cómo funcionan, entonces sí, tómalas en las dosis que indiquen para tu pensamiento y actitud personal y entonces conseguirás lo mismo que consiguen estas personas: cambiar tu vida

Que sí, que sí que se puede, pero que depende del qué, el cómo y el cuánto, y es en eso en lo que hay que trabajar a fondo. No hay arte de magia.  

¿Cuál sería esa transformación que buscas en tu vida y que tanto te hace falta?. Piénsalo y si te atreves, dímelo. :)





Apúntate a mi blog y recibe GRATIS los artículos en tu bandeja de entrada :)


No hay comentarios:

Publicar un comentario