Cómo comunicar de forma eficaz





El hecho de tener que transmitir una noticia a veces nos genera bastante estrés, así que aquí van algunos truquitos para comunicar de forma más eficaz. Atenta a las siguientes líneas…

Ya has hecho un pipí revelador que te ha confirmado que estás embarazada. Ahora te haces una caca tremenda (y perdón por la expresión) porque se lo tienes que decir a tu jefe…

Nota: No es ni mucho menos la mayoría de los casos, pero esto te puede servir en cualquier situación en la que te sientas incómoda a la hora de comunicar algo y le das demasiadas vueltas.

Alguno de estos pensamientos anda rondando tu mente:

  • Se acabó mi carrera profesional
  • Se lo va a tomar fatal
  • A partir de ahora van a dejar de contar conmigo
  • Ya me puedo olvidar de cualquier promoción
Cuidado porque en muchas ocasiones, se falla en las predicciones, por ejemplo a veces piensas que vas a contagiar a tu pareja de alegría cuando le cuentas que has encontrado una peluquería en la que cortan y ponen mechas por 20€ y te quedas con cara de tonta cuanto ves la suya (que mientras te mira está pensando…¿pero cómo le puede emocionar eso?) y otras veces piensas que va a protestar si le pides que te acompañe a comprar un regalo para tu madre, por ejemplo, y  no dice ni pío. Es el peligro de anticiparte.

Cuando piensas sobre las reacciones de los demás, lo primero que tienes que tener claro es que no las puedes controlar. Está claro que cuando conoces a la persona, puedes intuir mucho mejor por dónde pueden ir los tiros, pero lo importante es que te concentres en ti y en tu mensaje, para tenerlo muy claro, tener tus respuestas siempre en armonía con ese mensaje, y comunicarlo de forma asertiva. El resto, ya depende del otro.

Y a veces el miedo realmente está dentro, por ejemplo… ¿se acabó tu carrera profesional porque te van a frenar o porque en el fondo tú crees que no podrás conseguirlo? Seguro que se te ocurren unos cuantos ejemplos de madres que han tenido éxito en su vida profesional…y si tú tienes la certeza de que puede ser tu caso, si te frenan quizá es que estás en lugar equivocado, no en el ‘estado’ equivocado, ¿correcto? Por el contrario puedes ser tú la que tengas claro que a partir de ahora tu carrera profesional pasa a un segundo plano porque tu prioridad va a ser la familia. Tú eliges, pero no te mandes mensajes contradictorios. Insisto, ten claras tus ideas y el mensaje que quieres emitir, que es lo que está en tus manos.

Una vez que tienes claro esto, lo siguiente es el cómo lo expresas. ¿Nunca te ha pasado que vas a comunicar algo y lo haces de forma que te estás tirando tierra sobre tu propio tejado? Muy insegura, derrochando culpabilidad por algo que no debería hacerte sentir culpable…a mí sí, muchas veces, y me ha costado hasta alguna amistad…simplemente porque no solamente el mensaje era confuso, si no que también la forma, la misma forma de expresarlo me hacía convertirme en un blanco facilísimo para que el contenido no importara y recibiera cada contestación como un ataque.

En resumen, tú estás tremendamente convencida de lo que estás haciendo y así lo vas a comunicar, ni más, ni menos, y ten presentes estas tres cosas:

-           Claridad en tu mensaje.
-           No eres responsable de la reacción del otro ni de cómo se lo tome.
-           Exprésate con firmeza, sin agresividad ni pasividad, pero teniendo claros tus derechos y sentimientos.
-           Habla, pero también escucha, y así podrás responder a cualquier argumento negativo de forma relajada.

De verdad que teniendo presente esto, la comunicación se vuelve mucho más efectiva. Como siempre, cuestión de practicar poquito a poco e ir tomando consciencia de cómo te comunicas.


¿Has pasado ya por el trago de decírselo a tu jefe?  ¿En qué otra situación te ha costado comunicarte? Espero tu comentario, que además me sirve mucho para seguir escribiendo sobre temas que te interesan.  







No hay comentarios:

Publicar un comentario